Comenzando… desde cero

Pocas, muy pocas veces, la vida te trata como tú te esperas. Soy de esa generación que creció creyendo que todo era tan sencillo como estudiar, sacar selectividad, obtener tu título universitario y a vivir la vida. Y ahí estaba yo: con mi flamante título de Licenciado en Historia (nada más y nada menos que por la Universidad Complutense de Madrid) en la mano, todas las ganas de comerme el mundo, y un empleo como cajero.

Durante mucho tiempo me resigné, buscaba cambiar de trabajo pero el mercado laboral estaba imposible (ah, bendita crisis). Hasta que un buen día dije “basta”, y tomé la decisión de empezar a labrarme un futuro mejor. Comencé estudiando lenguajes para maquetar páginas web (html y css) por mi cuenta, y después hice algunos cursos para ir acreditando los conocimientos que poseía, hasta que pude desligarme de mi trabajo como cajero. A partir de ahí me machaqué a estudiar todo lo que pude, obteniendo diversas certificaciones y hasta una certificación profesional en Desarrollo de Aplicaciones con Tecnologías Web (Full Stack: html/css/javascript/php/mysql).

Y entre las nubes, salio el Sol. Tras una pequeña experiencia maquetando aplicaciones web para una empresa, donde ya pude notar la mejora respecto a mi anterior trabajo, actualmente he empezado a trabajar por mi cuenta. Sí, ahora puedo decir que me dedico a hacer lo que me gusta. En mis ratos libres escribo artículos en una revista de historia (por hacer uso de la licenciatura), y hasta me ha dado para escribir una novela y algún relato, pero es ya harina de otro costal.

A estas alturas, si habéis llegado hasta aquí os preguntaréis: ¿Y todo esto, a qué viene y qué tiene que ver con el blog? Bueno, por una parte quiero lanzar un mensaje de optimismo al mundo. Muchas veces nos sentimos perdidos en un mundo que no nos lo pone para nada fácil, pero si perseveramos lo suficiente, seguramente obtengamos resultados. Por otra parte, que entendáis por qué he decidido abrir un blog en el que lanzar consejos para todos los que estén empezando a adentrarse en el mundo del desarrollo web, porque todos necesitamos muchas veces ayuda.


PD: Y por paradójico que pueda parecer, todo esto será a través de un blog normal y corriente. Sin grandes diseños ni efectos “wosh”. Tan solo el teclado, tú y yo.

Bienvenido a mi mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *